domingo, 12 de octubre de 2014

video






















Ha comenzado el paseo sabatino  entre los varados recuerdos,

Entre copa y copa, restaurando sinuosamente las horas abandonadas,

Los lamentos, los arrepentimientos de hechos o  no hechos.

Arriba un polizón nuevo cada vez que intento acostumbrarme

a ir comprendiendo la distancia entre el hoy y lo que ayer fue o no fue.

Y ese polizón  que siempre tiene manos raquíticas y arrugadas,

se afirma en  mi cuello sin soltarme

sin dejarme ni siquiera dar un leve grito

No es el mismo siempre

Sin embargo se parecen unos a los otros

Todos intentan que te olvide.